El 2020 pasará a la historia como un año de cambios y grandes esfuerzos, tanto en el ámbito social como en el ámbito empresarial. Es por ello que, en este 2021, los expertos en Recursos Humanos tienen que aprovechar las herramientas de esta nueva era para conseguir un aumento de productividad y mejorar la gestión de personas. En este post te contamos cuáles son las tendencias en Recursos Humanos para este 2021.

1. Onboarding digital

La transformación digital, que la mayoría de empresas había comenzado tiempo atrás, ha tenido que acelerarse para adaptarse a un momento en el que la presencialidad brilla por su ausencia. Esto se ha visto en los procesos de selección, pero tiene un impacto aún mayor en la integración de nuevos empleados a la plantilla.

Los procesos de onboarding digital hacen uso de herramientas como la realidad virtual o la inteligencia artificial que, aunque hasta hace nada solo se usaban para el ocio, consiguen transmitir la cultura corporativa de manera muy eficaz. De este modo, se logra que los recién llegados se pongan rápidamente al día, aprendan cuáles son sus funciones y se integren en la estructura empresarial.

Así mismo, se aumentará el uso de nuevas tecnologías y del e-learning para dar oportunidades de formación online a los empleados.

2.   Dirección de equipos en remoto

Por mucho que nos pese, estamos lejos de volver a ver oficinas repletas y organizar reuniones presenciales. Esto supone todo un reto para la gestión empresarial que se ve obligada a aprender a dirigir equipos en remoto.

Una tarea que puede parecer sencilla pero que entraña grandes retos; como conseguir que los vínculos personales no se vean afectados, dar espacio a los trabajadores, premiar la flexibilidad y confiar en todos los miembros del equipo.

3.   Gestión del teletrabajo

Actualmente, ‘teletrabajo’ es una de las palabras más repetidas en entornos empresariales a lo largo y ancho de nuestra geografía; pero, ¿qué supone en realidad para los responsables de RRHH? Además de hacer un control horario de la jornada laboral, desde RRHH se debe cuidar la salud mental de los trabajadores, de lo contrario estaríamos ante una de las consecuencias más terribles del teletrabajo forzado.

Se deben implementar medidas que ayuden a gestionar el estrés y que faciliten la conciliación para aquellos empleados que han pasado a desempeñar sus tareas desde casa. Es muy importante también asegurar la desconexión digital una vez terminada la jornada y ofrecer horarios para reuniones que se adapten a las situaciones de cada empleado.

4.   Implementación de nuevos modelos de trabajo

El teletrabajo no ha sido la única novedad en los últimos meses. Junto a él han llegado modelos mucho más flexibles que combinan la presencialidad con el trabajo en remoto, cambios en las instalaciones de las empresas o, incluso, en la ubicación. Uno de los retos de los departamentos de RRHH es facilitar a los empleados una gestión flexible de sus horarios de trabajo y la opción de elegir ubicación siempre que se cumplan los objetivos de cada puesto.

Estos modelos híbridos suponen toda una ventaja competitiva en la oferta de la empresa. Aunque en cualquier caso, esta mejora tiene que ir acompañada de los recursos necesarios para hacer que se convierta en una opción real para los trabajadores.

5.   Fomento del talento interno

Otra tendencias que estamos viendo en el seno de departamentos de recursos humanos de todo tipo de empresas es la puesta en valor del capital humano. Procesos como el re-skilling y el up-skilling de perfiles fomentan el desarrollo de una carrera profesional dentro de la compañía, consiguiendo que los trabajadores se adapten a las nuevas necesidades del momento y valorando sus capacidades más allá de los conocimientos académicos.

6.   Se fortalece el endomarketing

En línea con el punto anterior, tenemos que hablar de que durante este año las empresas también van a comenzar a fortalecer el llamado ‘endomarketing’ o marketing interno. Esta estrategia empresarial, en línea con el employee experience, trata de considerar al trabajador como “cliente” de la empresa. Se realizan iniciativas para comprender al empleado, premiar su compromiso y esfuerzo, destacar su valía y, en definitiva, reforzar las relaciones con el equipo interno. El objetivo de esta práctica entre RRHH y Marketing es motivar, fidelizar y satisfacer al trabajador disminuyendo así el turnover o la rotación de personal.

7.   Las nuevas titulaciones y los nuevos profesionales

Por último, este año, los departamentos de RRHH continuarán detectando los cambios y requerimientos del mundo laboral. Su objetivo será para captar y seleccionar a los nuevos profesionales que nacen de las nuevas titulaciones que están desarrollándose en el ámbito universitario. Si eres de Recursos Humanos y quieres saber más sobre estas nuevas carreras, te recomendamos que sigas pendiente de los próximos post de nuestro blog.