Cómo generar marca empleadorapara atraer talento

Todas las empresas tienen clara cuál es laimagen de marca que quieren proyectar a sus clientes, pero la gran mayoría descuidan su imagen de cara a los empleados o los posibles candidatos en una selección de personal. Sin embargo, es fundamental tener clara una identidad o marca empleadora que ayude a captar y motivar al talento. El employer branding es, por tanto, una estrategia enfocada a mejorar la imagen que la empresa ofrece respecto a sus empleados tanto a nivel interno como externo. Pero veamos en profundidad cómo surgió este concepto y todo lo que puedes hacer para desarrollar una marca empleadora atractiva.
crear employer branding

¿De dónde viene el término employer branding?

Tal y como acabamos de ver, el employer branding es la reputación de una empresa como empleador. O dicho de otra manera, la propuesta de valor que una compañía ofrece a sus  trabajadores, presentes y futuros. Este concepto comenzó a usarse a finales de los años 90, aunque en realidad es una estrategia que algunas empresas usaban anteriormente en sus planes de marketing para reforzar la imagen que la empresa proyectaba a los clientes. Sin embargo, poco a poco los departamentos de recursos humanos de distintas empresas fueron preocupándose también por la imagen que los candidatos tenían de la compañía. Es en este momento cuando el marketing se pone al servicio de los RRHH para trabajar en lo que hoy conocemos como Employer Branding. No debemos confundir este concepto con el de Employee Branding, que se basa en usar a los trabajadores como embajadores de la marca. Aunque la finalidad es la misma, se trata de estrategias diferentes.

Por qué  es importante fomentar la reputación de marca empleadora

En general podemos decir que la marca empleadora es fundamental a la hora de captar talento, pero veamos en detalle los motivos por lo que debemos trabajar en crear una buena imagen.
  • Consigue que los candidatos acudan a la empresa queriendo trabajar en ella.
  • Permite que no sea la empresa la que tenga que perseguir a los perfiles que le interesan.
  • Transmite una imagen de marca sólida.
  • Ayuda que los perfiles adecuados se sientan atraídos por la compañía.
employer branding

Consejos para implementar laestrategia de employer branding

Para facilitar el trabajo del departamento recursos humanos y lograr una marca empleadora atractiva es recomendable llevar a cabo determinadas acciones. Te contamos las que resultan más útiles en la práctica.
  • Pregunta a tus trabajadores actuales. Saber qué les pareció la empresa antes de trabajar en ella o cómo fue el proceso de reclutamiento puede ser muy útil para cambiar aquellos aspectos percibidos como negativos.
  • Establece unos objetivos. Basándote en la información obtenida de tus laboradores y empleados es posible diseñar una estrategia que ayude a crear un mejor clima laboral y definir tu imagen dentro y fuera de la empresa.
  • Comunica aquella información valiosa para tus empleados y los futuros candidatos. La gran mayoría de personas buscan información sobre las  mpresas antes de comenzar un proceso de selección. Haz público aquello que quieres que sepan. Puede ser útil crear un employee value proposition en el que se presenten los beneficios sociales de los trabajadores y los valores de la empresa.
  • Analiza los resultados. Lo cierto es que no verás un cambio de un día para otro, pero es posible ver indicadores de cambio en la retención de talento de la empresa, los candidatos interesados en formar parte del proyecto o la reputación online de la marca.

Errores comunes que dañan la imagen de marca empleadora

Una mala estrategia puede conseguir el efecto contrario al deseado y que atraer y retener el talento se convierta en todo un problema. Analizamos los errores que cometen algunas empresas y que influyen negativamente en su imagen de marca empleadora.
  • No contar con una página de empleo o bien con una poco atractiva y/o complicada.
  • Publicar ofertas que no muestran toda la información relevante sobre el puesto disponible o los requisitos deseados en los candidatos potenciales.
  • Procesos de selección demasiados complejos que no tienen en cuenta la experiencia de usuario del candidato.
  • No usar las redes sociales como parte de la cultura corporativa a la hora de buscar nuevos miembros para los equipos.
Y tú, ¿trabajas tu marca empleadora?