Consejos para sobrevivir los primeros días en la ofi

Las estadísticas demuestran que más del 60% de las personas viven con mucha tensión el día de incorporación a una empresa. Incluso mucho más que el día de la entrevista previa… ¡Bienvenido a las estadísticas!

No puedes parar de dar vueltas en la cama, de repasar tu armario mentalmente para dar con la combinación perfecta y de pensar si esta gente es realmente consciente de a quién van a meter en la empresa. Porque sí, mañana es tu primer día de prácticas y el momento merece unas horas previas de incertidumbre y, lo mejor de todo, ganas. Muchísimas ganas.

Respira, por favor. Lo primero que debes de saber es que puedes estar tranquilo. A veces se nos olvidan cosas obvias como que, el día de la entrevista, nos reciben personas con mucha experiencia profesional. Así que respira, porque cuando te ofrecieron las prácticas, eran conscientes de todo lo que vas a aportarles.

Google Maps en mano. Hazte con un navegador en tu móvil para no perderte y calcular cuánto tiempo real tardarás en llegar. Más vale tomarse un café a llegar tarde ¡el primer día de prácticas!

No stress. Con total seguridad necesitarás unos días de adaptación, así que dedícate a escuchar, a investigar y a conocer a tus nuevos compañeros. No te estreses, ¡que ya tendrás tiempo de currar a tope!

La libreta, tu mejor amiga.  No te olvides de afilar el lápiz y anotar todo en una libreta. Será tu nueva mejor amiga hasta que tengas mayor soltura en tus tareas.

Y, lo más importante: Disfruta del primer día de prácticas ¡y de todos los siguientes que están por venir!. No olvides que es un momento clave para el despegue de tu carrera profesional.