Seguro que ya has oído hablar en reiteradas ocasiones de la gestión ágil de proyectos o Agile Project Management e, incluso, es posible que en tu empresa ya la hayáis implementando. No obstante, ¿sabes exactamente en qué consiste y cómo ayuda en el éxito de tu empresa?

Agile Project Management hace referencia a un conjunto de metodologías ágiles que cambian el sistema de trabajo empresarial. A pesar de que hoy en día el concepto Agile parece revolucionario y novedoso, la realidad es que este tipo de gestión de proyectos surgió hace ya muchos años. En la segunda mitad del siglo XIX ya fueron muchos los autores que hicieron referencia a esta manera de trabajar, pero no fue hasta 2001 cuando nació el Agile Manifesto o Manifiesto Ágil de la mano de un grupo de 17 expertos en desarrollo software.

Sin duda, este hecho supuso un cambio en la forma de trabajar, pero, sobre todo, en la mentalidad y la cultura que se tenía en las empresas hasta entonces. Poco a poco, las organizaciones han ido alejándose de los tradicionales modelos de trabajo lineales, que no tenían en cuentan las necesidades de los clientes, para transformarse y dirigirse a modelos interactivos, colaborativos y organizativos.

Dicho esto, veamos ahora en qué consiste la gestión ágil de proyectos y qué beneficios tiene para la compañía.

Las metodologías agile en la actualidad

Implementar una metodología agile ya no solo consiste en gestionar y desarrollar los proyectos de una manera rápida y flexible atendiendo a las necesidades del cliente; sino que va más allá. Ser agile ha hecho que las compañías cambien su mentalidad e, incluso, su cultura y valores empresariales buscando en todo momento adaptarse a los deseos de sus clientes para obtener resultados exitosos y de calidad.

La metodología agile se caracteriza por dividir los proyectos en sprints o períodos de trabajo en donde se fijan las tareas y los tiempos para las mismas. Al terminar cada sprint, se envían los avances al cliente para obtener un feedback y continuar con el resto de períodos del proyecto. Esto permite que el cliente reciba novedades sobre su producto y que los equipos de trabajo puedan identificar prioridades y adaptarse a los cambios rápidamente.

Agile Project Management

Pilares esenciales de la metodología agile

Ser una empresa agile conlleva dar un giro al sistema de trabajo para implementar un modelo centrado en las personas, la colaboración, la organización, la planificación y la entrega de proyectos de manera rápida y flexible. Para ello es necesario cumplir con los 12 principios del Manifiesto Ágil:

  • Dar prioridad a la satisfacción del cliente mediante la entrega temprana y continua de los avances del proyecto.
  • Aceptar los cambios y requisitos, incluso en etapas tardías del desarrollo. Aprovechar estos cambios para proporcionar una ventaja competitiva al cliente.
  • El cliente recibe frecuentemente, entre dos semanas y dos meses, los avances del proyecto.
  • El equipo trabaja conjuntamente y de manera organizada durante todo el proyecto.
  • Los miembros del equipo son parte fundamental para el éxito del proyecto. Por ello, es fundamental proporcionarles el entorno, apoyo y confianza que necesitan.
  • La conversación cara a cara es esencial y la manera más eficiente a la hora de comunicar la información.
  • El progreso y éxito se evalúa con el funcionamiento satisfactorio del producto.
  • Los procesos de trabajo deben ser sostenibles en todas sus vertientes: tiempo, ritmo constante de trabajo, materiales, etc.
  • La excelencia técnica y el buen diseño mejoran la agilidad.
  • Se busca en todo momento la simplicidad como medio fundamental para obtener el éxito del proyecto.
  • Es básico que exista una organización de los equipos y miembros para obtener un buen producto.
  • Los tiempos para reflexionar también son importantes para que los equipos detecten mejoras y adapten el producto.

Agile Project Management

Beneficios del Agile Project Management

Una vez que hemos visto cómo implementar la metodología agile en tu empresa, vamos a contarte algunos de los beneficios que te brinda la gestión ágil de proyectos.

  1. Mayor capacidad de adaptación. Trabajar por sprints y entregas temporales permite a todos los miembros del equipo tener un mayor control sobre los imprevistos y adaptarse a estos cambios.
  2. Clientes más satisfechos. Las entregas del proyecto por fases hacen que los clientes se sientan más involucrados y, por ende, más satisfechos. Además, esto también permite que los proyectos sean más transparentes.
  3. Empleados más motivados. La división de tareas por equipos permite trabajar de manera más rápida y efectiva conociendo en todo momento el estado del proyecto. Además, se fomenta la innovación y la creatividad al permitir los tiempos de reflexión y perfeccionamiento.
  4. Mejora la comunicación interna y externa. Los equipos internos están en contacto durante todo el tiempo que dura el desarrollo del proyecto. Además, también se mejora la comunicación externa al entregarle al cliente los avances del proyecto.
  5. Facilita la planificación y organización empresarial. Como hemos visto antes, los proyectos se dividen en sprints, estableciendo en cada fase las tareas a realizar y la fecha de entrega de las mismas. La planificación se convierte en una pieza básica para el éxito del producto.
  6. Flexibilidad para establecer objetivos y tiempos de trabajo.

Estos serían algunos de los beneficios que tiene la implementación de metodologías agile en tu empresa. Si quieres saber más sobre este tema, no te pierdas los próximos post del blog en donde te contaremos más en detalles qué tipos de metodologías existen para la gestión ágil de proyectos.

Por último, recuerda que, desde la Fundación Universidad-Empresaestamos aquí para ayudarte en lo que puedas necesitar.