7 razones para apostar por el talento joven

El departamento de recursos humanos de cualquier empresa tiene claro lo que quiere. Un perfil que se adapte al puesto de trabajo, que sea capaz de desarrollar sus labores de manera autónoma y que domine la materia. Generalmente se buscan candidatos senior sin darse cuenta de que el talento joven es capaz de cumplir con todo eso y, lo que es más importante, aportar infinidad de aspectos positivos a la empresa.

Te contamos algunas de las razones por las que deberías apostar o seguir apostando por
la formación y desarrollo de jóvenes en tu empresa.

1. Dan un aire fresco a tu proyecto

Si hay algo que caracteriza a la generación de los millennials, es un cambio en la perspectiva a la hora de ver el mundo y el entorno laboral. Los recién titulados pueden ayudarnos a generar ideas  nnovadoras o a renovar las bases con las que llevamos trabajando años.

De hecho, la mayoría de empresas que han añadido a su equipo trabajadores y estudiantes procedentes de las nuevas generaciones han conseguido crear una imagen mucho más atractiva y acorde con los tiempos que corren. Consiguiendo jornadas más flexibles, trabajar por objetivos o ser mucho más accesibles.

talento joven empresa

2.  Permiten ampliar el mercado y acercarnos a un público más joven

Los candidatos (trabajadores y estudiantes) de menos de 30 años no ven a la empresa tampoco de la misma manera que lo hacen los perfiles senior. Esto puede usarse a favor de la compañía, haciendo que se involucren activamente en la transformación de diferentes aspectos que consigan modernizar la empresa a todos los niveles.

Con estos cambios es posible llegar fácilmente a un público más joven y hacer que el negocio no pierda vigencia. Gracias a una imagen renovada, a un contenido fresco y a unos procesos de trabajo actuales.

3. Aspectos no económicos

El mercado laboral es muy competitivo y, lógicamente, el salario de cada trabajador varía en función no solo de su valía, sino también de su experiencia.  Contar con talento joven en formación nos permite retener y motivar a los futuros empleados con aspectos no económicos, ofreciendo formación, flexibilidad, ayudas en especie, y otras partidas que valoran los estudiantes como parte de su crecimiento profesional.

Sin embargo, debemos ser conscientes del esfuerzo que realizan dentro de la compañía y aportar un mínimo de ayuda al estudio que premie y motive su trabajo.

4.  Se pueden hacer planes de carrera a medida

Apostar por el talento joven también implica crear puestos de trabajo que se van transformando al tiempo que esa persona va
ganando competencias. Pero al mismo tiempo supone que es posible amoldar totalmente a ese trabajador a la manera de trabajar de la empresa, consiguiendo los perfiles perfectos para cada tipo de negocio.

Aunque no debemos caer en un adoctrinamiento total, ya que cualquier persona joven con inquietudes tiene también mucho que aportar a la empresa.

apostar talento joven

5.  Es posible formarles desde el principio para que adopten los valores de la empresa

Incluso cuando contamos con un candidato sin experiencia previa para cubrir un puesto nuevo y desarrollar una tareas que no se hacían antes, la frescura del talento joven es un punto positivo. Ya que al ser un profesional que acaba de comenzar en el mundo laboral puede asumir fácilmente los valores de la empresa como propios.

Integrándose totalmente y aportando ideas acordes con el modelo de negocio y su sistema de trabajo.

6.  Son nativos digitales

Esto es indiscutible. Mientras que las generaciones anteriores como la X o los baby boomers son en realidad inmigrantes digitales, la generación de los millennials ya nació en la época de  internet. No son capaces de percibir su mundo sin las ventajas que aporta la tecnología a nuestras vidas y esto es algo de lo que las empresas deben nutrirse.

Incorporar talento joven en un entorno laboral abierto es una manera de hacer la  ransformación digital que cualquier empresa debería plantearse.

7. Con la motivación suficiente son el futuro del negocio

Es cierto que a veces no es fácil atraer talento joven a una empresa, pero una vez dentro es muy importante no dejarlo
escapar. Se trata de un perfil que suele comprometerse con su carrera profesional, por lo que será fiel a la empresa siempre y cuando se le permitan alcanzar sus objetivos.

En manos de la empresa está saber ofrecer los beneficios suficientes como para que estos jóvenes talentos crezcan profesionalmente dentro del equipo. No es necesario grandes cambios, pero sí saber adaptarse a lo que esta generación busca: un entorno laboral flexible y dinámico.

Si quieres saber saber como generar marca empleadora haz click aquí.