La alimentación de la uni, ¡la alimentación mejor!

Para l@s que no se entienden con la cocina, su independencia en la universidad puede correr peligro. Lo principal es que recuerdes que las hamburguesas y las pizzas ¡no se comen los 365 días del año!

Si por horarios o por lejanía no te da tiempo de comer en casa, el tupper será tu mejor amigo. Pero antes de descubrir ‘las recetas’ del siglo, vamos a aclarar ciertos aspectos.

En primer lugar, tupper no es sinónimo de pasar hambre (los venden de todos los tamaños). Otra cosa: olvídate de formar parte del ‘club de los aburridos’. En casa puedes comer cosas diferentes y en la cafetería también está permitido, te lo prometemos.

Aquí van algunos ejemplos que puedes llevar a cabo sin tener que convertirte en un aspirante a ‘Masterchef’.

  • Legumbres en ensalada. Si te da pereza hacer la mega cola para utilizar el microondas puedes comer legumbres en forma de ensalada. ¿Y si mezclamos en el tupper un poco de alubias o lentejas con berros, tomate y ventresca? Pues comerás de lujo.
  • Espacias a tope. Que el pollo recalentado es lo más seco del mundo es un hecho. Prepáralo al curry en 10 minutos y acompáñalo con arroz blanco. ¡Vaya platazo!
  • Sándwich deluxe. ¿Y si le damos una vuelta al mítico ‘mixto’ y nos quedamos con ternera marinada, mostaza, rúcula y queso fresco?
  • Tortilla soberana. De patata, calabacín, bonito, con jamón… ¡Y así hasta que te aburras!
  • Lo mejor del norte. La ensalada de gulas con salmón es una opción rápida, rica y te asegura el título del ‘mejor paladar de la uni’.

Si te gusta la cocina hay mil opciones para poder investigar, innovar y disfrutar del momento de relax del mediodía que, como diría Arguiñano, es ‘rico, rico y con fundamento’.